Archivo de la etiqueta: Walden Two

Una utopía concreta: Twin Oaks desde dentro

     Desde hace un tiempo he desarrollado un gran interés por el estudio de las llamadas utopías concretas, comunidades intencionales que existen hoy en día en diferentes partes del mundo.

     Aprovechando que ahora vivo en Nueva York, decidí que no podía dejar pasar la oportunidad de conocer desde dentro una de las comunidades más antiguas y grandes tanto en términos territoriales como humanos: Twin Oaks. Así que viajé a la pequeña localidad de Louisa, en el estado de Virginia, para desde allí llegar a través de una carretera intransitada al lugar en medio del bosque en el que desde los años sesenta se vive a otro ritmo y con otras normas muy alejadas de las que estamos acostumbrados.

     Una vez allí me encontré con Keenan, mi guía y anfitrión durante un fin de semana, de cuya mano conocí cada rincón y cada detalle de Twin Oaks. Dormí en una de las casas comunales, comí en el comedor comunitario y realicé las tareas de limpieza como una más. Recibí una grandísima hospitalidad y pude entender en profundidad cómo funciona Twin Oaks.

     Sus orígenes son un poco diferentes a los de la mayoría de eco-aldeas que conozco. Twin Oaks fue fundada por ocho personas en 1967 que, inspirados por el libro Walden Two, del psicólogo B. F. Skinner, quisieron construir una comunidad conductista. Sin embargo, no encontraron suficientes personas comprometidas con su visión, así que tomaron la decisión de aceptar a los hippies y dejar el conductismo como algo secundario.

     Hoy en día, 52 años después, la comunidad tiene casi dos kilómetros cuadrados y en ella viven 90 adultos y 15 niños. Se identifican como una «comunidad intencional», cuyos valores principales son la cooperación, el igualitarismo, los ingresos compartidos y la no violencia. En el vídeo explico más detalladamente cómo se organiza la economía y la convivencia de esta comunidad fascinante.

     Sin duda, Twin Oaks representa un buen ejemplo de «espacio emocional», concepto en torno al cual gira el nuevo proyecto inaugurado por Histopía. Esta comunidad es por un lado un espacio físico, real, contemporáneo; pero también es un lugar cargado de «emoción», sentimientos, expectativas, aspiraciones y sueños. Es un espacio altamente politizado en el que lo que se percibe a simple vista es la rutina de un pueblo en medio del bosque, que vive su día a día en una aparente «normalidad». Sin embargo, Twin Oaks grita en silencio los males de nuestro sistema, se alza en rebelión contra el individualismo, el capitalismo, la alienación, la desigualdad y la intolerancia. La carga emocional y moral compartida por sus miembros es innegable.

     Cuando me despedí de Keenan y del resto de las personas que me acogieron aquel fin de semana que me había parecido un mes, entendí que esta había sido tan solo la primera incursión de una larga travesía intelectual y personal en el mundo de las utopías del presente.

VER VIDEO:

Twin Oaks: la comunidad intencional histórica de Estados Unidos, por Lucía Muñoz Sueiro