Archivo de la etiqueta: DESTACADO

La utopía en la Historia: presentación de publicaciones del grupo HISTOPÍA en Madrid

El 25 de enero (2020) tendrá lugar una presentación pública de los trabajos del grupo de investigación HISTOPÍA en Madrid. Será en la librería ENCLAVE DE LIBROS (C/ Relatores 16, Madrid, Metro Tirso de Molina). Seguir leyendo La utopía en la Historia: presentación de publicaciones del grupo HISTOPÍA en Madrid

20th conference of the utopian studies society

Entre los días 1-5 de julio de 2019 se ha celebrado la vigésima conferencia de la Utopian Studies Society en la ciudad italiana de Prato  https://sites.google.com/monash.edu/uss2019. Organizada en este caso por la Monash University Prato Centre bajo el título “Utopia, Dystopia and Climate Change”, ha sido un éxito de asistencia. El programa ha incluido talleres, conferencias dadas por personalidades dentro del campo de los estudios utópicos, como Darko Suvin, o paneles. Estos últimos, en un número superior a los sesenta, han reunido a unos doscientos intervinientes que han abordado en sus papers temáticas relacionadas con los estudios literarios (mayoritarios), arquitectónicos, sociológicos, históricos, filosóficos o del activismo. La elevada nómina de participantes dificulta determinar una línea predominante en las intervenciones. No obstante, quien escribe destacaría la insistencia en la gravedad del calentamiento global que refuerza la tendencia a conceder mayor preeminencia a las construcciones distópicas dentro del mundo actual de las utopías. Esto no implica el cierre de toda esperanza, pues, en la línea de lo teorizado por Tom Moylan y reflejado por novelistas, como Kim Stanley Robinson, en toda distopía se podría encontrar un atisbo de esperanza utópica. Asimismo y de nuevo en el ámbito literario, pudo detectarse un anhelo de acudir a tradiciones culturales no occidentales más respetuosas históricamente con el medio ambiente, recuperando literaturas de poblaciones indígenas como las americanas (del norte) o australianas. Finalmente, cabe destacar que seis miembros del grupo Histopía han participado en la conferencia con temas que abarcaron la necesidad de establecer un marco fundamentado en principios del derecho, complementario a la imaginación utópica; el papel político de la noción de desastre, derivada del cambio climático; la cartografía de las visiones distópicas en España, la distopía en los videojuegos, el activismo medioambiental del anarquismo en la Transición española o el impacto del cambio climático en las utopías del pasado.

Una utopía concreta: Twin Oaks desde dentro

     Desde hace un tiempo he desarrollado un gran interés por el estudio de las llamadas utopías concretas, comunidades intencionales que existen hoy en día en diferentes partes del mundo.

     Aprovechando que ahora vivo en Nueva York, decidí que no podía dejar pasar la oportunidad de conocer desde dentro una de las comunidades más antiguas y grandes tanto en términos territoriales como humanos: Twin Oaks. Así que viajé a la pequeña localidad de Louisa, en el estado de Virginia, para desde allí llegar a través de una carretera intransitada al lugar en medio del bosque en el que desde los años sesenta se vive a otro ritmo y con otras normas muy alejadas de las que estamos acostumbrados.

     Una vez allí me encontré con Keenan, mi guía y anfitrión durante un fin de semana, de cuya mano conocí cada rincón y cada detalle de Twin Oaks. Dormí en una de las casas comunales, comí en el comedor comunitario y realicé las tareas de limpieza como una más. Recibí una grandísima hospitalidad y pude entender en profundidad cómo funciona Twin Oaks.

     Sus orígenes son un poco diferentes a los de la mayoría de eco-aldeas que conozco. Twin Oaks fue fundada por ocho personas en 1967 que, inspirados por el libro Walden Two, del psicólogo B. F. Skinner, quisieron construir una comunidad conductista. Sin embargo, no encontraron suficientes personas comprometidas con su visión, así que tomaron la decisión de aceptar a los hippies y dejar el conductismo como algo secundario.

     Hoy en día, 52 años después, la comunidad tiene casi dos kilómetros cuadrados y en ella viven 90 adultos y 15 niños. Se identifican como una «comunidad intencional», cuyos valores principales son la cooperación, el igualitarismo, los ingresos compartidos y la no violencia. En el vídeo explico más detalladamente cómo se organiza la economía y la convivencia de esta comunidad fascinante.

     Sin duda, Twin Oaks representa un buen ejemplo de «espacio emocional», concepto en torno al cual gira el nuevo proyecto inaugurado por Histopía. Esta comunidad es por un lado un espacio físico, real, contemporáneo; pero también es un lugar cargado de «emoción», sentimientos, expectativas, aspiraciones y sueños. Es un espacio altamente politizado en el que lo que se percibe a simple vista es la rutina de un pueblo en medio del bosque, que vive su día a día en una aparente «normalidad». Sin embargo, Twin Oaks grita en silencio los males de nuestro sistema, se alza en rebelión contra el individualismo, el capitalismo, la alienación, la desigualdad y la intolerancia. La carga emocional y moral compartida por sus miembros es innegable.

     Cuando me despedí de Keenan y del resto de las personas que me acogieron aquel fin de semana que me había parecido un mes, entendí que esta había sido tan solo la primera incursión de una larga travesía intelectual y personal en el mundo de las utopías del presente.

VER VIDEO:

Twin Oaks: la comunidad intencional histórica de Estados Unidos, por Lucía Muñoz Sueiro

Nuevo proyecto: Espacios emocionales

     El grupo HISTOPÍA ha obtenido financiación en convocatoria competitiva para desarrollar un nuevo proyecto de investigación durante el trienio 2019-2021, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica e Innovación del gobierno de España. Dicho proyecto, titulado Espacios emocionales: los lugares de la utopía en la Historia Contemporánea, estará dirigido por Juan Pro como Investigador Principal y cuenta con un equipo de 27 investigadores (8 en el Equipo de Investigación y 19 colaboradores en el Plan de Trabajo).

     El proyecto explora la cuestión de la utopía (y de la distopía) en la Historia contemporánea desde una perspectiva específica, que es la de la concreción espacial de los proyectos utópicos y distópicos. Prosiguiendo un programa investigador de más largo alcance, el grupo HISTOPÍA pasa de centrarse en la dimensión temporal de lo utópico (proyecto 2016-2019: Historia del futuro) a interesarse por su dimensión espacial durante el trienio 2019-2021. Se trata de analizar las localizaciones y los espacios geográficos del utopismo –tanto de los proyectos utópicos no realizados o meramente imaginarios (literatura, cine, arte…) como de los experimentos utópicos puestos a prueba con mayor o menor éxito (en forma de movimientos sociales o comunidades intencionales)– a lo largo de la Historia contemporánea (siglos XIX-XXI), incursionando en la Edad Moderna excepcionalmente en busca de precedentes y tendencias de largo plazo.

     La investigación se plantea desde un marco teórico multidisciplinar que resulta del cruce entre el giro espacial (Spatial Turn) y el giro afectivo (Affective Turn) de la historiografía y las ciencias sociales: si la primera de estas orientaciones reivindica la materialidad de los fenómenos históricos, incluso cuando se trata de fenómenos aparentemente tan inmateriales o evanescentes como las utopías, la segunda –el estudio de las emociones– equilibra el enfoque llevándolo en la dirección contraria, hacia una superación de las coordenadas culturales y lingüísticas para indagar sobre la dimensión puramente afectiva que, sin duda, entrañan fenómenos como las utopías y las distopías. El título del proyecto –Espacios emocionales– hace alusión a esta paradójica combinación por la que determinados lugares han sido dotados a lo largo de la Historia de implicaciones afectivas muy intensas, como encarnación de las esperanzas o los temores de diferentes grupos o individuos.

     Este planteamiento general se concreta en tres líneas prioritarias de profundización en torno a la dimensión espacial del fenómeno utópico: la idea de la pequeña comunidad modélica aislada como mecanismo de transformación de la realidad; la búsqueda de la ciudad ideal; y el continente americano como espacio predilecto de la imaginación utópica occidental. Esto no significa que, en conjunto, el proyecto no aborde todos los aspectos espaciales del universo utópico, llegando incluso a poner a prueba las posibilidades heurísticas del cuerpo humano como espacio de realización de utopías y distopías en el ámbito de la ciencia ficción contemporánea o del movimiento transhumanista. En cada uno de estos ámbitos, el proyecto sale al encuentro de tradiciones de investigación diversas (la historia del urbanismo, por ejemplo, o la historia de las migraciones y los exilios por lo que respecta a la idealización del continente americano), a las cuales pretende interpelar a partir del concepto de utopía para obtener conclusiones históricas de alcance más amplio.

     El proyecto girará en torno a la elaboración de un Diccionario de lugares utópicos, tarea común que articulará el conjunto del trabajo científico y de las producciones de los miembros del grupo.

Soñar de otro modo: cómo perdimos la utopía y de qué forma recuperarla (un libro de Francisco Martorell Campos)

     Acaba de aparecer, con fecha de marzo de 2019, mi libro Soñar de otro modo. Cómo perdimos la utopía y de qué forma recuperarla (Editorial La Caja Books).  Seguir leyendo Soñar de otro modo: cómo perdimos la utopía y de qué forma recuperarla (un libro de Francisco Martorell Campos)

Distopías españolas en torno a la crisis de 2008: un libro de Diana Palardy

     El libro de Diana Q Palardy, The Dystopian Imagination in Contemporary Spanish Literature and Film (Palgrave Macmillan, 2018) da cuenta de un fenómeno tan relevante para entender la España actual como ha sido el auge de la imaginación distópica. Como dice la autora, ha utilizado el género distópico para hacer una “autopsia” de la crisis. Seguir leyendo Distopías españolas en torno a la crisis de 2008: un libro de Diana Palardy

Congreso «La utopia y el Nuevo Mundo»

     El Centro de Estudio Ibero-Americanos de Praga y el Grupo HISTOPIA (Universidad Autónoma de Madrid) han convocado el Congreso Internacional LA UTOPÍA Y EL NUEVO MUNDO, en colaboraciónn con la Universidad Carolina de Praga y la Red Trasatlántica de Estudio de las Utopías. Este Congreso tendrá lugar en Praga (Centro de Estudio Ibero-Americanos, el 5 y 6 de noviembre de 2019. El Call for Papers puede descargarse aquí.

Seguir leyendo Congreso «La utopia y el Nuevo Mundo»

Videorevista Clips: utopías, innovación y creación

     El pasado 27 de febrero se presentó en Medialab Prado de Madrid la videorevista digital CLIPS, en cuyo número 01 (Realidades revueltas) participamos, entre otros, dos miembros del grupo HISTOPÍA: Julia Ramírez Blanco y Juan Pro. El vídeo, realizado por LUZ MÁS LUZ LABS (bajo la dirección de Gema Herrero y José Luis Troyano) está en libre acceso en la red: https://vimeo.com/316545194

Seguir leyendo Videorevista Clips: utopías, innovación y creación

Erik Olin Wright. In memorian

     El pasado 23 de enero falleció el sociólogo estadounidense Erik Olin Wright. A partir de los postulados del marxismo analítico inició en los años 1970 una aproximación empírica al estudio de las clases sociales, el cambio social y la desigualdad. Sus reflexiones conectaron pronto con el estudio de la utopía, uno de los ámbitos en que sus contribuciones han sido más influyentes. En los años siguientes elaboró una teoría de la emancipación social, basada en ideales de igualdad, democracia y sostenibilidad, así como en la crítica del capitalismo por constituir un obstáculo a aquellos logros.

Seguir leyendo Erik Olin Wright. In memorian

Wunderkammer: Objetos Utópicos

     Invitación para participar en la intervención artística WunderKammer: Objetos Utópicos. Tendrá lugar en la Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes (Universidad Complutense de Madrid) durante el mes de febrero del 2019. A partir de los conceptos de utopía/distopía la intervención se formalizará como un “Gabinete de Maravillas”. Seguir leyendo Wunderkammer: Objetos Utópicos

ALIMENTACIÓN Y UTOPÍA. UN INTERESANTE MONOGRÁFICO

     Dado que alimentarse es una de las actividades más básicas del ser humano, resulta lógica su conexión con la utopía. Las primeras manifestaciones sobre mundos ideales incluyeron situaciones de abundancia de comida, obtenida sin esfuerzo, como mostraban las descripciones de la Tierra de Cockaigne (en la imagen destacada, La tierra de Cockaigne de Pieter Brueghel «El Viejo», 1567). Con más de mil millones de personas hambrientas o subalimentadas en la actualidad la provisión asegurada de alimentos ha legitimado las fórmulas de agricultura productivista (revoluciones verdes y transgénicos) que prometen ese mundo de abundancia. Frente a este discurso, especialmente en el mundo desarrollado, han surgido utopías de resistencia, partidarias de una alimentación sana, que alumbre una sociedad con justicia social y armónica con el medio ambiente.

 

     Buena muestra de la conexión entre comida y utopía es el monográfico de Cadernos de Literatura Comparadarevista del Instituto de Literatura Comparada de la Universidad de Oporto, editado por José Eduardo Reis y Fátima Vieira, activos investigadores en el ámbito utópico. Ambos reivindican la relación entre la comida y las formas de civilización, los valores gobernantes y la estructura social, así como sus implicaciones ideológicas y literarias que explicarían sus conexiones con la utopía. Así ha quedado demostrado por el papel reservado a los banquetes en obras clásicas del género, desde la Utopía de Moro hasta News From Nowhere de Morris, pasando por Looking Backward de Bellamy.

     El número publicado incluye trece textos que abordan la citada relación desde la historia cultural, con especial incidencia en las cuestiones de género, a través de obras literarias, cinematográficas, ensayos  o de  la práctica llevada a cabo por diferentes movimientos sociopolíticos de los siglos XIX y XX. En sus páginas aparecen el vegetarianismo y los movimientos higienistas, la comida sintética, los movimientos slow food, los agraristas de comienzos del siglo XX en el sur de los Estados Unidos con su lucha identitaria contra el capitalismo industrial, el papel de las mujeres en tiempos de escasez como creadoras de comidas imaginativas y protagonistas de movimientos solidarios, los sentidos como una construcción cultural y el papel de la comida en ellos.

     Pese a que en la Introducción se indica lo incipiente de este tipo de estudios, creo que este número muestra la  buena salud de tales investigaciones. Como lo hace el interesante conjunto de recensiones sobre ochos obras editadas en los últimos años, es cierto que todas procedentes del mundo anglosajón. A través de ellas se prolongan aspectos planteados en los artículos del monográfico con diferentes aproximaciones desde el punto de vista político, filosófico y ético, así como con enfoques metodológicos variados que abarcan la sociología, la economía, los estudios poscoloniales, de raza o género, mostrando la dimensión problemática de la alimentación y su impacto en todos los ámbitos sociales y personales en el pasado, el presente y en el futuro.  Una realidad que requiere un compromiso desde el mundo intelectual en la construcción de alternativas que alumbren un mundo mejor; o, al menos, así lo proclaman los autores de los artículos, miembros en su mayoría del  Alimentopia/Utopian Foodways Project.

Crónica del 18º congreso de la Utopian Studies Society: “Solidarity and Utopia”

     Entre los días 5 y 8 de julio de 2017 se celebró en Gdańsk (Polonia) el decimoctavo congreso internacional de la Utopian Studies Society. La conferencia se celebró en dos sedes: el espectacular European Solidarity Centre, situado en los terrenos de los míticos astilleros de la ciudad, y las modernas instalaciones en la Universidad de Gdańsk. El tema central del congreso fue “Solidarity and Utopia”, aprovechando la relevancia que el concepto tiene para la ciudad que vio nacer al sindicato Solidaridad (Solidarność) en el verano de 1980.

     El congreso fue inaugurado por un destacado grupo de autoridades de la Universidad de Gdańsk y de la ciudad, incluido su alcalde. Pero sin duda la figura más destacada, y todo un indicativo de la capacidad de organización de la sección polaca de la Utopian Studies Society, fue la de Lech Wałęsa, líder de Solidarność, héroe de la oposición al régimen comunista polaco durante la década de 1980, premio Nobel de la Paz en 1983, y presidente de Polonia entre 1990 y 1995. Una figura central en la historia europea del siglo XX, un personaje controvertido y polémico, que habló durante más de una hora en su proverbial estilo y que aceptó responder a preguntas de la audiencia (que incluía también a un grupo de estudiantes de educación secundaria invitados a participar en el acto). Wałęsa reflexionó acerca de la relación entre solidaridad y utopía, y lo que ambos conceptos significaban para él, además de comentar la actual situación política internacional y polaca (mostrándose muy crítico con el gobierno de su país, liderado por veteranos del movimiento Solidarność como los hermanos Kaczyński). Wałęsa interpretó los desafíos que vive el mundo globalizado y ofreció su opinión sobre una variedad de temas propuestos por los conferenciantes y los estudiantes, como la relación de Occidente con el Islam o la crisis económica. En ocasiones Wałęsa respondió a estas cuestiones de manera franca y directa, aunque también desplegó con desenvoltura sus célebres dotes oratorias que le han dado fama como poseedor de un ingenio fuera de lo común. Además del encuentro con Wałęsa, los participantes en el congreso pudieron visitar la interesante exposición sobre Solidarność que alberga el edificio del European Solidarity Centre, que cuenta además con una biblioteca, un archivo y varias salas de conferencias.

     Las ponencias presentadas en el congreso (celebrado el miércoles y el jueves en el European Solidarity Centre, y el viernes y el sábado en la Universidad de Gdańsk) abordaron una multitud de temas asociados con la utopía – mayoritariamente vinculados con el concepto que guiaba la conferencia, solidaridad – desde numerosas perspectivas académicas: filosofía, literatura, arte, historia, sociología o ciencia política. Los temas tratados incluyeron análisis de lo utópico y lo distópico en la política, la economía, la arquitectura, el cine y la televisión, la música, la moda, la educación, el ecologismo, la sexualidad, la ciencia, el feminismo, las intentional communities, o los entornos digitales y virtuales. También hubo lugar para dos paneles dedicados al pensamiento utópico en el mundo islámico, con especial atención a Irán, así como paneles que trataron en detalle el caso de Solidarność. No faltaron referencias a la política actual, como la mesa redonda “Solidarity and Utopia in the Era of Brexit and Trump” (en la que participó la miembro del proyecto HISTOPIA Julia Ramírez Blanco).

     Las conferencias plenarias fueron pronunciadas por Mirosław Przylipiak (Universidad de Gdańsk), que expuso “Utopian Visions of Solidarity in Polish Cinema”; Agata Bielik-Robson (University of Nottingham/Polish Academy of Sciences) que trató la relación entre lo mesiánico y lo utópico en “The Messiah and the Grand Architect: On the Difference between the Messianic and the Utopian”; y Gregory Claeys (Royal Holloway, University of London), que reivindicó la dimensión utópica del pensamiento de Karl Marx en “Utopia, Marx, Revolution”. Además, Lyman Tower Sargent (University of Missouri-St. Louis) y Fátima Vieira (Universidad de Oporto) presentaron los progresos de la Bibliographies in Utopian Studies, la base de datos con 19.000 obras dedicadas a lo utópico recopiladas por Tower Sargent, y que se encuentra alojada en la página del grupo de investigación ARUS (Advanced Research in Utopian Studies) de la Universidad de Oporto (http://www.cetaps.com/?id=27&aid=19)

     Cuatro miembros de HISTOPIA han participado en el congreso: Carlos Ferrera Cuesta (Universidad Autónoma de Madrid), presentó su ponencia “Alternate history. The political dimension of uchronia”; Julia Ramírez Blanco (Universidad de Barcelona) habló de “Art, life and prefiguration: stories of contemporary art and intentional communities”; Juan Luis Simal (Universidad Autónoma de Madrid), presentó “Pan-European Liberal Solidarity: the Uses of Transnational Utopian Projects (1820-1848)”; y Pere Gallardo (Universitat Rovira i Virgili) participó con “Sextopia and Artificial Intelligence: The Shape of Things to Come?”

     En la Asamblea de la Asociación presidida por Gregory Claeys se anunció que el próximo año el congreso de la Utopian Studies Society se celebrará por razones extraordinarias en Tarragona, coorganizado por la Universitat Rovira i Virgili e HISTOPIA. Ambas instituciones aceptaron la tarea sobrevenida una vez que se confirmó que lamentablemente el emplazamiento en el que iba a tener lugar el congreso, la Central European University de Budapest, no podía asegurar su celebración por las agresiones que está sufriendo por parte del gobierno húngaro dirigi  do por Viktor Orban y que amenazan con cerrar la universidad el próximo año. La Asociación expresó su solidaridad y apoyo a la CEU, a los que se suma HISTOPIA.

Hystopia

      La novela Hystopia del estadounidense David Means, publicada en 2016 y traducida al español en marzo de este año por la editorial Sexto Piso, ha sido considerada por la crítica como una metanovela. De fuerte contenido autobiográfico, según el propio Means, recoge el manuscrito del veterano de Vietnam Eugene Allen, puesto en circulación tras su suicidio con comentarios de conocidos y amigos, así como algunas cartas del propio Allen. La novela es un homenaje a Kurt Vonnegut en lo que tiene de crónica sobre el horror y el absurdo de la guerra. Asimismo, tiene mucho de road movie con unos héroes que se liberan a partir del relato de sus recuerdos y de la huida al mundo más natural situado tras la frontera de Canadá.

https://www.youtube.com/watch?v=3EN183ZfXn4

      Sin duda, la novela es ucrónica, pues presenta unos Estados Unidos en la década de los 1960, con una historia alternativa en la que el presidente Kennedy no ha sido asesinado en Dallas y gobierna en su tercer mandato. La realidad del país es distópica. La acción transcurre en la zona de los Grandes Lagos, concretamente en el estado de Michigan, que aparece como una tierra devastada por disturbios sociales, raciales y de veteranos de Vietnam. Kennedy ha creado un programa de curación de estos últimos, basado en fármacos y en técnicas psicológicas destinadas a hacer olvidar el pasado bélico. El cuerpo policial creado a tal efecto, que recuerda al Cuerpo de Paz establecido por Kennedy en su presidencia, guarda cierta ironía porque no busca llevar la Pax Americana al resto del mundo sino al interior de los propios EEUU. Sin embargo, el programa falla con algunos veteranos, alterando su comportamiento e incitándoles a dirigir bandas y promover revueltas.

      Según Gavriel Rosenfeld, el autor no ha aprovechado las posibilidades de una historia alternativa al describir escasamente la realidad paralela y no aclarar por qué la presidencia de Kennedy es más distópica que la real de Johnson.

      En todo caso el futuro distópico, presentado como telón de fondo de la acción, nos traslada a la realidad presente de los paisajes postindustriales devastados de lugares como Detroit o Duluth en los que transcurre la acción de la obra.

Detroit

Duluth