Nuevo proyecto: Espacios emocionales

     El grupo HISTOPÍA ha obtenido financiación en convocatoria competitiva para desarrollar un nuevo proyecto de investigación durante el trienio 2019-2021, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica e Innovación del gobierno de España. Dicho proyecto, titulado Espacios emocionales: los lugares de la utopía en la Historia Contemporánea, estará dirigido por Juan Pro como Investigador Principal y cuenta con un equipo de 27 investigadores (8 en el Equipo de Investigación y 19 colaboradores en el Plan de Trabajo).

     El proyecto explora la cuestión de la utopía (y de la distopía) en la Historia contemporánea desde una perspectiva específica, que es la de la concreción espacial de los proyectos utópicos y distópicos. Prosiguiendo un programa investigador de más largo alcance, el grupo HISTOPÍA pasa de centrarse en la dimensión temporal de lo utópico (proyecto 2016-2019: Historia del futuro) a interesarse por su dimensión espacial durante el trienio 2019-2021. Se trata de analizar las localizaciones y los espacios geográficos del utopismo –tanto de los proyectos utópicos no realizados o meramente imaginarios (literatura, cine, arte…) como de los experimentos utópicos puestos a prueba con mayor o menor éxito (en forma de movimientos sociales o comunidades intencionales)– a lo largo de la Historia contemporánea (siglos XIX-XXI), incursionando en la Edad Moderna excepcionalmente en busca de precedentes y tendencias de largo plazo.

     La investigación se plantea desde un marco teórico multidisciplinar que resulta del cruce entre el giro espacial (Spatial Turn) y el giro afectivo (Affective Turn) de la historiografía y las ciencias sociales: si la primera de estas orientaciones reivindica la materialidad de los fenómenos históricos, incluso cuando se trata de fenómenos aparentemente tan inmateriales o evanescentes como las utopías, la segunda –el estudio de las emociones– equilibra el enfoque llevándolo en la dirección contraria, hacia una superación de las coordenadas culturales y lingüísticas para indagar sobre la dimensión puramente afectiva que, sin duda, entrañan fenómenos como las utopías y las distopías. El título del proyecto –Espacios emocionales– hace alusión a esta paradójica combinación por la que determinados lugares han sido dotados a lo largo de la Historia de implicaciones afectivas muy intensas, como encarnación de las esperanzas o los temores de diferentes grupos o individuos.

     Este planteamiento general se concreta en tres líneas prioritarias de profundización en torno a la dimensión espacial del fenómeno utópico: la idea de la pequeña comunidad modélica aislada como mecanismo de transformación de la realidad; la búsqueda de la ciudad ideal; y el continente americano como espacio predilecto de la imaginación utópica occidental. Esto no significa que, en conjunto, el proyecto no aborde todos los aspectos espaciales del universo utópico, llegando incluso a poner a prueba las posibilidades heurísticas del cuerpo humano como espacio de realización de utopías y distopías en el ámbito de la ciencia ficción contemporánea o del movimiento transhumanista. En cada uno de estos ámbitos, el proyecto sale al encuentro de tradiciones de investigación diversas (la historia del urbanismo, por ejemplo, o la historia de las migraciones y los exilios por lo que respecta a la idealización del continente americano), a las cuales pretende interpelar a partir del concepto de utopía para obtener conclusiones históricas de alcance más amplio.

     El proyecto girará en torno a la elaboración de un Diccionario de lugares utópicos, tarea común que articulará el conjunto del trabajo científico y de las producciones de los miembros del grupo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.